blog protegido

arrib.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Paulina vinderman - Argentina 1944 -

 
 
  La muerte de la imaginación
 
 
                                         "Lo que más temo es la muerte de la imaginación."
                                              Sylvia Plath

El corazón no tiene quien le escriba,
nadie se atreve a cruzar la noche remando
en la intemperie
           (nadie se ve)
Y si no fue más que un amor negro, susurrante
que nada da,
el viaje más lejano fue el de mi cabeza
hacia su hombro
               (el más inútil)
La rama golpea en la terraza
pero es solamente oscura. El miedo
se sienta a comer un pastel en la cocina
               (y dice que es real)
¿Alguien pudo tocar a la desesperación?
Terciopelo, papel de diario, una lata oxidada,
no hay vacuna contra las superficies.
 
El mundo es un hueco tapado con barniz
                 (y no respira.)
©Paulina Vinderman
De: Bulgaria
 
 ____________
 
 
Llovió todo el verano
y la vigilia olía a huerto en plena multitud.
Ella sólo se miraba en las viejas películas,
enterraba palabras como huesos de perro
en lugar de escribir (en lugar de vivir.)
No había señales en las cosas,
las ficciones eran eso: ficciones revueltas
en el polvo del mundo.
Un viaje sonámbulo hacia una cita de Barthes.
 
Por todas partes colgaban trapos húmedos
y el café se aguaba como el cielo.
"¿Quién estará viviendo en la casa de al lado?
Un perro ladra, tiene la cabeza vendada
igual que Apollinaire,
ese rock suena como el mismo infierno
o como un paraíso que no expulsa la furia para existir."
Todo el verano ella se refugiaba en su propia ausencia
como si fuera la casa de campo del lugar
                              (como si fuera el lugar)
La contracción confusa de una épica borrada
                                                      por la lluvia.
 
Un erotismo callado definía la vida en la conspiración de
                                                                         la oscuridad,
como otra oscuridad
                                 (muy cercana).
 
__________
 
a María del Carmen Colombo
©Paulina Vinderman
De: Bulgaria

2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Hola Merce,

Salí de mi escondite para venir a leerte, he quedado frente a estos poemas impactada, los dos, pero el primero, quizás porque me identifico con lo dicho me pareció bellísimo. Lindas poetas las que nos compartes el día de hoy, se siente calor a pesar del frío que invade al mundo.

Muchos besos mi querida amiga.

Eris dijo...

Implica tanto todo esto que has publicado.
Implica la verdad que se caya o se ahoga… y los gritos que siempre terminamos escribiendo.

Excelente elección!!

Te dejo un beso grande…