blog protegido

arrib.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Convivir

               I


En la inextricable nada y en el cuerpo donado. Entre
el paso inseguro y la tormenta eléctrica, entre el fin
y el comienzo, el destino se desarma: vegetación seca,
el concepto de destino, la palabra, (la mentira), lo
que tú sabes de él y lo que temes, todo aquello se ha
vuelto poco, pasado y urna, ceniza del camino, una
copa de vino escanciado con felicidad. Ahora te
propones irrumpir.

                 II

Conocer, amar, asimetrías. Tanto he necesitado del
otro, tanto he amado la luz del día y la luz pálida
de la noche. No sé, no aprendo, no dejo de dolerme y de
perder el sentido de la medida. Tanta necesidad de tu
piel y de tu espalda desnuda, secretos escondidos en
la mirada que nos cita en una habitación incómoda pero
inolvidable. Me toco la herida del placer.

                   III

Espero la lluvia, mientras, prescindir de la realidad;
de la realidad en relación a estas palabras, de mi
convivencia con los otros, con las bestias. Animales
domésticos y salvajes.  Pero también yo debo ser
prescindible ahora. Mis inútiles cavilaciones.

__________


de "Islas" - Celina Garay- Córdoba -Argentina -
Alcion Editora  2003.-

7 comentarios:

medianoche dijo...

Cavilaciones inevitables como nobles para el alma, bellas letras de Celina Garay, que no conocía me encanto.

Estoy en pronta recuperación amiga mía
Así, que pasare más seguido por tu casa que me fascina. Gracias por todo.

Besitos

Pluma Roja dijo...

Bellas letras de otra poeta argentina, no la conocía. Interesante descubrir escritores de otras dimensiones.

Abrazos Merce.

stella dijo...

Gracias Mercedes por acercarnos a Celina, he disfrutado su poesía
Un abrazo grande querida amiga
Stella

La Zarzamora dijo...

No la conocía.
Gracias por compartirla.

En esas lluvias, el yo deambula perdido entre la nada y el vacío.
Asimetrias y secretos escondidos para huir del prosaismo y vencer a través de la palabra todo aquello que nos resulta imprescindible a nosotros prescindiblemente seres de arena, bestias...

Besos, Mercedes.

Mercedes Vendramini dijo...

Gracias a todas!

mariarosa dijo...

Aplausos Celina, bella poesía. Un gusto ha sido conocerte y ller tus versos.

maroarosa

Ruben dijo...

No conocía a esta escritora, pero un tío de mi mujer da clase de literatura latinoamericana y me va poniendo al día, se me hacen cortas nuestras conversaciones.