blog protegido

arrib.

sábado, 28 de abril de 2012

Batallas

Antes del alba
el canto de la torcaza
cruza
la extensión ocre del silencio

aire frío abre el día
en esta morada desconocida

dónde he dormido tantos años
qué sueño me trajo
hasta este otoño

donde
despierto y grito

hacia adentro
                       hacia adentro.

__________

Alas    alas

bullicio de alas entre las piedras

piedras   piedras

estallido de piedras entre las alas

piedras   piedras

silencio

alas   alas.

__________

M.M.Vendramini.-

18 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Los dos poemas me gustaron mucho.

El canto de la torcaza es singular, su cu-cu cu-cu en medio del silencio ambiental inspira a presagio, a nostalgia, a suspiro, nos jala hacia una realidad envuelta entre sueños.

El primer poema nos lleva al segundo, siempre buscando el silencio. Es como definición de algún recuerdo.

Un gran abrazo Merce.

Hasta pronto.

mariarosa dijo...

Lods dos son buenos poemas, pero el primero me ha llegado más.
Es un darse cuenta de algo que fue siempre y no vimos y un día despertamos y nos ahoga la realidad.
Al menos así lo vi. Un abrazo.

mariarosa

Ruben dijo...

Trabajo de noche... luego esperar hasta la hora de otro trabajo, me adormezco en la cochera donde guardo el autobús, en el tejado un nido de paloma (no es torcaz), con el cru-cru me duermo un rato.

LA ZARZAMORA dijo...

Sólo desplegando las alas al vuelo y al canto de un ave, el grito acallado se libera de la incertidumbre, el miedo, y los silencios.

Besos, Mercedes.

Sneyder dijo...

Despertar al alba y solo encontrar el canto de la torcaza en el silencio…un graznido para despertar el sueño de tantos años…silencios que hieren, gritos que duelen…

Un cálido abrazo

Rosa María dijo...

Cuando la vida te ayuda a renacer en otoño, es la oportunidad que se atorga a los grandes. En la nueva primavera sus brotes darán los mejores frutos.
Un abraciño

David C. dijo...

alas alas son las que yo necesito en este momento de mi vida para despegar, pero creo que estoy en el momento exacto, me falta un poquito más de fuerza de voluntad. vamos que si se puede.
Saludos.

laura garcia del castaño dijo...

veloz, sentido, volátil. Bello. Un abrazo

medianoche dijo...

Ambos dicen tanto, leerte es saber ver más allá de lo posible, gracias.

Besos

Moisés Augusto Gonçalves dijo...

Mercedes,

A doce cadência de seus versos sempre me encanta. Sempre que posso visito seus jardins.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querida Mercedes: Leo con frecuencia tus poemas, que suelen gustarme mucho y, sobre todo, me hacen pensar. Hoy me paro en estos últimos para darte la razón. Sólo es posible gritar hacia dentro. Fuera de ti, apenas hay nadie y por ello casi nadie puede oírte. Sigue gritándote, porque a fuer de ello sin duda te oirás. Un beso. Luis Madrigal.-

María José dijo...

Hola Mercedes!: Lo mismo te digo. Gracias por visitar mi Blog.
Me gustan mucho tus poemas.
Un abrazo.

Rayén dijo...

"Antes del alba el canto de la torcaza"
Las aves y su trino al amanecer me hacen pensar en sucesos lindos, solo hay que abrir el corazón para vivirlos y compartirlos.
Bellos versos, amiga querida.
Muchos abrazos.

Alicia María Abatilli dijo...

Mercedes querida.
Todo es vuelo en tu blog.
Me gusta volar contigo.
Sin piedras ni silencios.
Te dejo un abrazo

Ángeles dijo...

Son hermosos tus dos poemas, Mercedes, tienen un lirismo y una musicalidad que acaricia el alma con sus sentimientos... Alas, Alas para poder volar desde el silencio interior, y desplegar el vuelo.

Un abrazo con una lluvia de felicidad.

Eris dijo...

Existe un portal que se abre mientras la tinta comienza desde tu mente a dibujar una letra para formar cielos abiertos para las alas livianas y las alas de piedras...

Un portal que se multiplica hasta la infinidad, porque aunque te lea y te vuelva a leer jamás es la misma sensación, jamás el mismo vuelo ni el mismo paisaje.

Sólo tus palabras conjugadas pueden lograr eso.

Beso.

Leo dijo...

Un encadenado a cual más bueno y bonito; entre el callar de las piedras y esas alas que incitan volar al infinito desde ese lugar que, la rutina en el tiempo no dejó ver los sentimientos íntimos, lo veo así.
Gracias Mercedes por compartir tu bella diciente literatura.
Abrazos desde España y buenas noches acá.
Leonor

LA ZARZAMORA dijo...

Creo que sólo aquel que ha soñado hacia adentro y despertado con su propio grito, es capaz de volar y desplegar las alas de entre las piedras que nos atan.

Un beso, mi poeta.