blog protegido

arrib.

jueves, 26 de agosto de 2010

Antonio Porchia


Cuando me hiciste otro, te dejé conmigo.
 

Cuando busco mi existencia no la busco en mí.

No estoy de más en ninguna parte porque no me cuento en ninguna parte.

Te ayudaré a venir si vienes y a no venir si no vienes.

Y si todavía encuentras algo, no haz perdido todo. Te falta perder algo todavía.

El sol es lo exterior de todas las noches y de todos los fríos.

A veces, de noche, enciendo una luz, para no ver.

Cuantos cansados de mentir se suicidan en cualquier verdad.

Cuando me hiciste otro te dejé conmigo

El árbol está solo, la nube está sola. Todo está solo cuando yo estoy solo.

Toda cosa existe por el vacío que la rodea.

Cuando se apagaron sus ojos, yo también vi una sombra.

Cuanto he perdido lo hallo a cada paso y me recuerda que lo he perdido.

Herir al corazón es crearlo.

El temor de separación es todo lo que nos une.

Nadie puede no ir más allá. Y más allá hay un abismo.

El sol es lo exterior de todas las noches y de todos los fríos.



Antonio Porchia - (  1886 - 1968 )

3 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Este poema me dejó meditando. Hay varios versos que son contradicción y trato de sacarle la esencia: "A veces, de noche, enciendo una luz, para no ver," me llevo este verso y lo seguiré estudiando.

Muy bello el poema que nos compartes hoy, querida amiga.

Besos.

LEONORCITA dijo...

Cuando estamos solos, aunque estemos rodeados, todo está solo. Un poema triste pero lleno de sentimientos.

CUANDO ME HICISTE OTRO TE DEJÉ CONMIGO. Me encanta.

Besos........Leo

mipequeñomundo dijo...

Mercedes:
Te pase a visitar.Tienes un blog muy lindo con mucha sensibilidad.Me encanto el poema.
Comparto contigo la profundidad de lo que se expresa. Me quedo con el verso: cuando me hiciste otro te deje conmigo.Lindooo!

Besos de colores. Seré tu admiradora. Rayén.