blog protegido

arrib.

martes, 22 de febrero de 2011

Legado

 
Al final,
escribías sólo para que te leyeramos.

Para que yo te lea hoy
y sepa
cómo fueron 
las últimas tardes de ese enero.


La despojada imagen
de tu inmortalidad


el cielo, los árboles,
el pájaro final.


La línea de clausura 
sobre tu ráfaga en el tiempo.

__________

M.M.Vendramini.-

5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Siempre me pregunto, ¿para qué escribo? Al principio, hace muchos años, escribía para leerme yo y más adelante aunque publicaba en el periódico, seguí escribiendo para leerme yo. Siempre pensé que nadie me leería. Luego, confirmé que sí me leían, entonces empecé a escribir para mí y para otros. Todo aquel que escribe, escribe para ser leído, creo yo. Con excepciones naturalmente. Aunque sea o sobre todo, la persona amada. Y bueno, en algún momento nadie te lee a excepción de a quien le heredas tus escritos. Precioso poema. Intuyo que alguien te heredó sus escritos para que descubrieras algo que mantuvo en secreto.

Un gran beso amiga querida.

Hasta pronto.

stella dijo...

Si al escribir dejando fluir los sentimientos descargando el alma y además consigues como en este caso lectores que disfruten tus versos y te admiren, has conseguido tu objetivo poeta
Mi admiración y un abrazo por estos bellos versos
Stella

medianoche dijo...

Qué bonito escribes, que placer conocer tu blog.

Esos

medianoche dijo...

Te enlazo al mío.

Mercedes Vendramini dijo...

Gracias a todas!

Cariños!