blog protegido

arrib.

lunes, 18 de julio de 2011

No bastará esta siembra

Trabaja,
obrera laboriosa.
Todo a tu cargo.


Las pesadillas
                       el viento
                                      sus neuralgias.


No te distraigas,
cuida la lengua.


Disimula
              alimenta
                            pacta con ella.


Ha de llegar la hora,
el cirio de metal,
el hedor blanco.


Cera y abismo,
casi un juego el horror.


¿Sólo esto el amor?


¿El rostro de otra ausencia
y el espanto?


Pierde esa costumbre de gritar.


Una niña te observa.
Quiere su propia ronda,
la voz
          el colmenar.


No bastará esta siembra.

__________


M.M.Vendramini.-

4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Más que poema parece un texto de máximas, mucha sabiduría en ellas. "pierde la costumbre de gritar" muy cierto, muchas veces nos deshacemos en "gritar" pero no a viva voz son gritos internos que nos asfixian.

¡Excelente! Me encantó querida Merce.

Beso.

medianoche dijo...

Tus letras tienen la imprenta de tu magia, al escribir estas rodeando el círculo imaginario de tu arte inigualable, me encanto. Gracias

Besos

Mercedes Vendramini dijo...

Gracias a las dos!

Tuky dijo...

"Una niña te observa.
Quiere su propia ronda,
la voz
el colmenar

No bastará esta siembra"

es cierto, es cierto, yo te observo y no, tendrás que sembrarme más poemas para que me conforme :)

besitos