blog protegido

arrib.

martes, 20 de julio de 2010

REGIÓN DE FORTINES

Aquí estamos.
Agrupados los restos.
Abrazados.
Resucitando el fuego.

Devuélveme el susurro de la paz.
Vísteme con la paciencia de la espiga.
Recuérdame el milagro de la palabra.

Prepárame.

Fuera ha quedado lo temible.

 _____________

           XXI

Heredarás dolores,
gestos tristes,
el hábito gastado,
el camino difícil.
El viento, siempre el viento
y nada por refugio.

Tendrás los pájaros,
el símbolo de piedra,
las semillas de cielo,
la memoria del vuelo.

- Mírame -
- ¿Ves esto vestido de mendigo? -
- Es el amor -

Trabaja ahora.
con esas manos firmes
modela el fuego contenido.
Quema la zarza.
Funda tu propia fuente.

Despeja el sitio
y anida en meditada ceremonia
tus nuevos sueños,
sobre las dispersas cenizas del olvido.

_____________

             XX

Dijiste:
- No hay nada en esta casa -

Sin embargo,
no deja espacio el viento.

_____________            

M.M. Vendramini - "Mínimos soles" Alción editora - (1999)

2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

"Dijiste:
- No hay nada en esta casa -

Sin embargo,
no deja espacio el viento."

Pequeñito, lleno de profundidad. Todos los poemas que dejas hoy Mercedes son dignos de una gran poetisa. Yo lo he sabido siempre y lo confirmo.

Besos amiga. Hasta pronto.

Eris dijo...

Y cuanta certeza hilan tus versos, que abrigan y acompañan aun en la distancia. Siempre el lector encontrando huecos donde acomodarse entre las letras del poeta… bellísimo, muy bello!
Mercedes: sigo con mi rotativa, “estuve desaparecida disfrutando de mis vacaciones, ahora me desaparezco otro tiempito más por el estudio… pero volveré” un beso muy muy grande, y mi total admiración a tus letras.